5 pasos para inspeccionar

¿Qué es Inspección?

Si has recibido una auditoría o has hecho una auditoría, seguramente habrán o habrás revisado una serie de estándares para verificar el cumplimiento del sistema de gestión y enlistar los hallazgos positivos como negativos.
Lo mismo sucede en un equipo productivo, consiste en verificar si la situación encontrada de la máquina está de acuerdo con la condición deseada, conforme criterios preestablecidos mediante el registro de las anormalidades encontradas y la generación de acciones para eliminarlas.

Tipos de Limpieza

• Limpieza superficial: Se realiza en las zonas donde se acumulan grandes porciones de mugre, no se utilizan muchos elementos de limpieza para retirar la suciedad, no existe un acercamiento que permita determinar muchas anormalidades.
• Limpieza externa profunda: Se realiza a las zonas externas de la máquina, haciendo énfasis en lugares de difícil acceso que acumulan suciedad, empleando utensilios más específicos.

¿Por qué es necesario limpiar?

Cuando se limpia se retira la suciedad, para así poder inspeccionar la máquina de una manera más profunda; se debe garantizar que la limpieza abarque toda la máquina y sus elementos.

¿Cómo se realiza una correcta inspección?

Para poder realizar una adecuada inspección es necesario reconocer que los 5 sentidos permitirán un mejor acercamiento y reconocimiento de las anormalidades.

Los sentidos permiten identificar anormalidades en diferentes formas:

• Visión: Ojos que divisan.
• Olfato: Desarrollar sensibilidad para detectar olores.
• Oír: Distinguir ruidos y comparar.
• Tacto: Diagnosticar por el toque. (Calentamiento, Vibración, Calor)
• Gusto, Hablar: Divulgar lo que es detectado.

 

5 PASOS PARA INSPECCIONAR

1. Observar sin tocar.
2. Limpieza Superficial.
3. Limpieza externa profunda.
4. Desarmar y Lavar con acompañamiento del técnico.
5. Montaje con acompañamiento del técnico.

Teniendo en cuenta que, las anormalidades o anomalías son aquellas deficiencias en los equipos que aunque están presentes no provocan paros en la máquina, pero que al no ser atendidas, con el tiempo generarán una falla.

 

¿Qué se inspecciona?

Ajuste: Verificar los elementos de unión (tornillos, tuercas, remaches), promover su ajuste o si es necesario su remplazo.
Vibración: Verificar si los elementos de las máquinas están generando vibración por afloje de uniones, desgastes, suciedad, etc.
Temperatura: Fuera de lo normal genera instrumentos de precisión dilatados, motores o componentes eléctricos quemados, corto circuito y deficiencia en la lubricación.
Presión: Presión elevada genera deformaciones ocasionando escapes y ruptura de tuberías. Presión baja dificulta las condiciones de operación, reduce productividad y genera paros menores.
Escapes: Generan desperdicios, acumulación de mugre, caída de capacidad de producción, de presión hidráulica y neumática, aumenta costos de producción, ruidos, consumo de energía y deficiencia de lubricación.
Corriente eléctrica: Si la conexión con cables no está bien dimensionada para la carga instalada, habrá consumo excesivo y riesgo de accidentes. Inspeccionar la corriente en el motor eléctrico es fundamental, pues con el tiempo de uso hay pérdida de capacidad de aislamiento, provocando que se queme el motor.

Desafortunadamente, este tipo de inspecciones aún no están conectadas con el sistema de gestión, ya sea de inocuidad porque una vibración puede ocasionar un aflojamiento de tornillos, lo cual es catalogado como “condición base” pero que está asociado fuertemente a un riesgo físico o a un sobreconsumo de energía.

Referencia

Mendoza y Salazar (2016). Análisis de Paso 1 – 3 de TPM en la línea de empaque ICA.

Deja un comentario